Qué son las enfermedades reumáticas?

Las molestias que se originan de los músculos, huesos, articulaciones y los tejidos que los rodean son causas muy frecuentes de consulta médica. Estas molestias afectan la calidad de vida de los pacientes y en ocasiones pueden condicionarles discapacidad.

Más info...
Banner
¿Qué hace el reumatólogo?

Las enfermedades reumáticas constituyen un grupo de varias enfermedades que comprende alrededor de 200 padecimientos diferentes, los cuales tienen en común cursar con inflamación y/o dolor. Estos pueden ser localizados o generalizados afectando las articulaciones, músculos, esqueleto, tendones, ligamentos, etc.
El reumatólogo, es el médico especialista que va a prevenir, dará tratamiento y rehabilitación a los pacientes que tienen alteraciones en sus articulaciones o en su sistema musculoesquelético.
Sabemos que las enfermedades reumáticas son una de las principales causas por la que los pacientes acuden a la consulta del médico. Estos dolores articulares o dolores musculares afectan a la calidad de vida del paciente e incluso pueden causar discapacidad, por lo que todos estos síntomas en conjunto constituyen el tema central de lo que el reumatólogo hace.
La reumatología es una especialidad importante, que en muchos aspectos, ejemplifica la diversidad y complejidad de la Medicina Interna. Aunque la salud y la enfermedad de los tejidos conjuntivos son la base de la reumatología, esta especialidad abarca una amplia variedad de trastornos médicos, desde procesos caracterizados por una alteración de una sola articulación hasta situaciones en las que los dolores músculo-articulares son parte de otros procesos que puede llegar a afectar la morbilidad o mortalidad.
En consecuencia, el ejercicio profesional eficaz de la reumatología precisa habilidades diagnósticas amplias, un conocimiento profundo de la Medicina Interna, la capacidad para identificar enfermedades potencialmente mortales y el conocimiento de cómo utilizar y hacer el seguimiento de los distintos métodos de tratamiento.
Afrontar estos desafíos diagnósticos y terapéuticos, proporciona la oportunidad de mejorar la vida de los pacientes y esto es lo que convierte la práctica de la reumatología en un área importante e inmensamente satisfactoria de la Medicina Interna.
El reumatólogo valora a los pacientes que tienen molestias musculoesqueléticas, valora a los pacientes de una forma lógica y uniforme mediante una historia clínica completa, una exploración física exhaustiva y en los casos en que se necesita, solicita estudios complementarios.
Los objetivos de la primera visita consisten en determinar si las molestias musculoesqueléticas son de origen articular o fuera de la articulación, si la causa es un proceso inflamatorio o no inflamatorio, si es aguda o crónica o si es localizada o generalizada. Se deben tener las bases adecuadas ya que hacer esto no es tan fácil, como muchas enfermedades se parecen entre sí, el médico que no es especialista puede tardar días, semanas o meses en el diagnóstico adecuado o bien la enfermedad puede evolucionar a otra enfermedad.
El reumatólogo al conocer las enfermedades reumáticas puede hacer un diagnóstico rápido lo que favorece que disminuyan las complicaciones, mejore la calidad de vida y se reduzcan los costos por complicaciones.